logotipo EVA Magazine

CONTÁCTANOS

¿CÓMO TENER DIENTES BLANCOS?

Si deseas unos dientes brillantes y restaurar su blancura como los de Adriana Sánchez, es posible realizarlo desde tu casa. A continuación le ofrecemos unos trucos fáciles de realizar para conseguir esa blancura deseada:

 

El bicarbonato de sodio

 

Bicarbonato de sodio: Los dentríficos lo usan. ¿Así que por qué no usarlo en casa? Si lo usas combinado con un cepillado meticuloso, conseguirás borrar ciertas manchas de tus dientes. Puedes utilizarlo cada vez que te cepilles los dientes, pero no lo uses junto a la pasta de dientes, pues podrías augmentar su efecto abrasivo. Encontrarás este producto en la farmacia.

 

El bicarbonato de sodio es uno de los remedios naturales más eficaces para blanquear los dientes. Las pastas de dientes encontradas en el comercio también lo contienen regularmente. Gracias a sus partículas finas, utilizando bicarbonato de sodio en efecto, combinado con meticuloso cepillado, seremos capaces de quitar las manchas de los dientes. Como si de un exfoliante se tratara.

 

Instrucciones: Puede utilizar bicarbonato de sodio todos los días cuando se cepilla los dientes, en su cepillo de dientes. En este caso, la pasta de dientes aumenta la acción abrasiva, lo que puede causar daño a los dientes. Lave sus dientes como de costumbre, y cuando termine enjuáguese con agua limpia.

Podrá encontrar bicarbonato de sodio en farmacias o en tiendas de alimentos naturales.

 

Limón

 

Limón: su acidez es perfecta para devolver el blanco a dientes manchados o amarillentos. Además, te ayudará también con el mal aliento. ¿Modo de empleo? Lávate los dientes con un poco de zumo de limón acabado de exprimir. Y hazlo dos veces por semana, no más.

 

Debido a su acidez, el limón es ideal para restaurar la blancura de los dientes amarillentos y manchados. También es perfecto para reducir el sarro y mantener un aliento fresco siempre. Con la vitamina C que contiene limón también se fortalecerán y limpiarán sus encías.

 

Instrucciones: Lávese los dientes con sólo un poco de jugo de limón recién exprimido. Cepille suavemente antes de enjuagarse con agua limpia. Repetir 2 veces por semana, no más. El limón es ácido y puede dañar el esmalte de los dientes.

Para ofrecer una mayor blancura de sus dientes, también se puede mezclar 75 g de bicarbonato de sodio con el zumo de 1/2 limón. Mezclar y cepillarse los dientes con esta mezcla cada mañana durante 1 semana.

logo compartir logo compartir
NOTICIAS RELACIONADAS
imagen test eva
imagen test eva