logotipo EVA Magazine

CONTÁCTANOS

CASI PIERDE SU OREJA POR UN PIERCING Y AHORA ENFRENTA LAS CONSECUENCIAS DE LA HORRIBLE INFECCIÓN

 

Desde hace un tiempo, los piercings se han convertido en un accesorio obligatorio, sobretodo en los jóvenes y adolescentes, quienes los poseen en diversas partes de su cuerpo.

Paris Mann, una australiana de 21 años, quiso unirse a esta tendencia y decidió ponerse un aro en una de sus orejas, aunque nunca creyó que esa inocente decisión se convertiría en una desagradable experiencia.

 

La joven, quien reside en Inglaterra, perforó la hélice de su oreja izquierda hace aproximadamente un mes, tras lo cual comenzó a desarrollar una terrible infección que durante un momento incluso comprometió su cuello.

"Mis colegas presenciaron rápidamente la aparición de ampollas. Pus y sangre goteaban de mi oído como un grifo. La oreja se hinchó el doble de su tamaño y desarrollé una erupción que se extendía por mi cuello", contó Paris a Daily Mail.

 

Con el paso de los días, la situación se calmó, pero a las pocas semanas volvió a atacar y de una manera más fuerte, por lo que se vio obligada a asistir a un médico, donde estuvo internada durante tres días por la gravedad de la infección. De hecho, la chica podría haber perdido su oreja si es que no hubiese recibido la atención médica correspondiente.

 

"Pensé que se había ido (la infección), pero volvió a aparecer una semana después, y me dieron antibióticos. Incluso ahora, todavía no estoy en el 100%", reveló sobre su condición de salud, la cual es conocida como pericondritis.

 

Cabe mencionar que esta enfermedad es una lesión al oído causada por una operación, perforación, deporte de contacto o traumatismo en un lado de la cabeza que desencadenan en una infección del cartílago y que puede causar daño grave a la estructura del oído.

logo compartir logo compartir
NOTICIAS RELACIONADAS
imagen test eva
imagen test eva