logotipo EVA Magazine

¿ERES MALA EN LA CAMA?

Es imposible creer que en una necesidad biológica puedas ser mala pero puede que lo seas sin que te des cuenta. Existen algunas actitudes y costumbres que pueden convertirte en una mala amante entre las sábanas. ¡No te preocupes! Es muy fácil de solucionar. Mira si estás son algunas de tus características con tu pareja y corrígelas inmediatamente:

 

No tienes iniciativa

Es posible que los hombres tengan un mayor deseo sexual que las mujeres pero eso no significa que debas esperar siempre que él dé el primer paso para comenzar. Si quieres emocionar a tu pareja, no dejes que el siempre comience, toma la iniciativa y el control de la situación.

 

Consejo EVA: Dale un beso cuando menos se lo espere. Sácale la ropa, dale la vuelta y ponte tú encima. No te portes muy agresiva, recuerda qué tipo de cosas le gusta a tu pareja. Si él prefiere tener el control, déjalo a él también liderar.

 

Te avergüenzas

Si no te sientes cómoda estando desnuda o mientras estás en tus momentos íntimos solo puedes pensar en tu celulitis o tus kilos de más, estás arruinando el momento inconscientemente. Tus inhibiciones de convierten en una mala amante.

 

Consejo EVA: La clave de dejar todos estos momentos atrás es la confianza. No basta solo con pensar así, debes demostrarlo. Hazlo con la luz encendida, muestra más tu cuerpo y ambos comenzarán a disfrutar mucho más del sexo.

 

Sigues una rutina

 

Todos nos cansamos de lo mismo y, aunque no lo creas, en el sexo pasa lo mismo. Si recreas el momento en la misma hora y con los mismos movimientos, pronto ambos comenzarán a aburrirse. Despertar una emoción e innovar en la cama son claves para ser una buena amante.

 

Consejo EVA: Las sorpresas no solo se limitan para objetos materiales. Trata de sorprender a tu pareja un momento en el que cree que no podrían hacerlo como en la mañana antes del trabajo. Prueba nuevas posiciones sexuales al igual que ropa interior sexy, aceites, lubricantes y otros accesorios que puedan avivar la chispa de tu sexualidad.

 

Silencio

Es posible que no te sientas cómoda gritando pero no hay necesidad de sonar a una actriz porno para encender a tu pareja con tus sonidos. Suelta un par de gemidos o alguna que otra palabra subida de tono mientras están en el acto, es un truco simple pero te ayudará mucho a dar más calor a su encuentro.

 

 

Consejo EVA: Si no eres de las que habla sucio en el dormitorio, puedes comenzar diciéndole lo mucho que te gusta cuando te besa cierta parte de tu cuerpo o incluso sugiriendo un lugar que te gusta que bese.

 

No te gusta el sexo oral

Este es uno de los favoritos de los hombres y quizá tengas tus razones para no disfrutar de esta práctica pero debes tomar en cuenta también que él puede sentir lo mismo al momento de hacértelo a ti para complacerte. Si ninguno de los dos lo disfruta, no hay porque incluirlo en su dormitorio pero si uno sí, entonces es momento de hacer compromisos.

 

Consejo EVA: No debe limitarse solo al momento en el que están en el dormitorio, también puedes sorprenderle. Trata de iniciar el sexo oral cuando menos lo espere como viendo un partido de fútbol a solas o mientras está en la computadora.

logo compartir logo compartir
NOTICIAS RELACIONADAS
imagen test eva
imagen test eva