logotipo EVA Magazine

CONTÁCTANOS

5 TÉCNICAS GARANTIZADAS PARA QUE TU ROPA NO SE DAÑE

Crear y mantener un guardarropa lleva tiempo y esfuerzo, y la ropa es una inversión importante para todos nosotros. Aquí te traemos una guía infalible para que tu ropa dure mucho más tiempo:

 

  1. Planchado a vapor

 

Usa un vaporizador para refrescar la ropa y deshacer las arrugas. El vapor suaviza las fibras en vez de aplanarlas, por lo que es más suave que el planchado. (Para eliminar arrugas persistentes o conseguir un doblez nítido, todavía se necesita planchar.) También es más rápido, se puede utilizar en prácticamente cualquier tipo de tejido y limitará los viajes a la tintorería, que es particularmente severo para la ropa.

 

RETIRAR LA PELUSA: Usa un rodillo adhesivo para recoger la pelusa o pelo de mascotas.

LIMPIEZA DE MANCHAS: Pasa un paño apenas húmedo para eliminar la suciedad visible.

VAPOR: Pasa una plancha a vapor a lo largo de la prenda en un movimiento de arriba a abajo.

 

  1. Clasifica y prepara

 

Es importante lavar las cosas similares juntas para evitar daño y limpiar su ropa al máximo. Clasificar correctamente significa que puede utilizar el mejor ciclo para cada prenda en particular.

La mayoría de la gente clasifica en estas dos categorías, lo cual es sin duda bueno y necesario. Pero una clasificación más a fondo es aún mejor. Separa las telas pesadas, como la mezclilla (que puede ser muy abrasiva), de las más delicadas, y ropa muy sucia de piezas poco sucias. Lava toallas y sábanas por separado.

 

  1. Lavado

 

Use el ciclo más suave y la temperatura más fría para obtener ropa limpia. (Un ciclo corto puede estar bien para la mayoría de los artículos, aunque la ropa de jardinería o la ropa de juego de los niños, por ejemplo, pueden necesitar un prelavado o el ciclo “trabajo pesado”.) No sobrecargue la lavadora o agregue más detergente de lo que dice el empaque en un esfuerzo por obtener ropa más limpia, ya que puede no enjuagar a fondo. Me gusta el detergente Persil, y yo lavo las toallas blancas y ropa de cama en agua caliente, pero todo lo demás se hace en frío o tibio. Siempre revise las manchas cuando la ropa salga de la lavadora; si no desaparecieron, trátelas y lave de nuevo.

 

  1. Secado

 

Trata de secar todo al aire, es mejor para la ropa y ahorra energía. Es especialmente importante para las prendas delicadas y las elásticas, como la ropa de yoga, para ayudarlas a mantener su forma. Si lo haces en la secadora, no la sobrecargues o seques las telas demasiado. Saca la ropa cuando esté apenas húmeda, y dóblala o cuélgala de inmediato para prevenir arrugas.

 

  1. Cómo guardar

 

No amontones la ropa en un closet. La ropa necesita espacio; debe estar holgada, con espacio para la circulación del aire.

 

Trata de no colgar los suéteres. Después de que son lavados a mano, los suéteres se acomodan y se secan en una superficie plana sobre una toalla de felpa. Las bufandas de lana pura o cachemira se cuidan de la misma manera. Doblados en estantes, los suéteres y bufandas se conservan frescos y listos para usarse.

 

Los abrigos necesitan perchas amplias de madera para mantener los hombros alineados y evitar prendas deformes. Las blusas de seda, camisas de algodón y chalecos necesitan perchas más pequeñas pero también de buena forma para mantener los hombros en forma y las prendas sin arrugas. Los pantalones y jeans quedan mejor en perchas con clips.

logo compartir logo compartir
NOTICIAS RELACIONADAS
imagen test eva
imagen test eva