logotipo EVA Magazine

CONTÁCTANOS

EL CORSÉ, LA PRENDA QUE ATENTA A LA SALUD

En la moda no todo es color de rosa. Días atrás una australiana de 35 años de edad terminó en el hospital tras ponerse unos jeans demasiado ajustados, es decir fue víctima de la moda.  

 

A la afectada tuvieron que cortarle los pantalones al sufrir de "síndrome compartimental", aumento de presión en el comportamiento muscular.

 

No es la primera vez que un estilo de moda peligroso termina representando una amenaza para la salud.

 

La autora del libro Fashionably Fatal, Summer Strevens, indicó que: "siempre ha sucedido, desde la Edad de Piedra", "Ocurre cuando la moda es llevada a los extremos. Yo lo llamo locura vanidosa". Agregó la escritora.

 

Dentro de las prendas de moda que atentan a la salud, están los corsés, ropa interior que encogió las cinturas y tuvo una influencia en el lenguaje mucho antes de la aparición de las fajas Spanx.

 

Varias mujeres utilizaron esta prenda para sacar una cintura de avispa, literal.

 

Sus ajustados cordones dieron origen a la expresión strait-laced (“persona amarrada muy fuerte", traducida al español como “puritano"), dándole una respetabilidad victoriana a la mujer que lo usaba.

 

Esta peculiar ropa interior también generó la frase loose women ("mujeres fáciles"), lo que insinuaba que las mujeres que no utilizaban esta prenda tenían morales libres como los cordones.

 

Strevens en su libro dice que el corsé dio origen al "pecho jadeante" victoriano "provocando indigestión, constipación, mareos frecuentes por dificultades al respirar e incluso hemorragias internas".

 

Indica que "otros órganos internos quedaban expuestos a daños, al tener que modificar su posición natural para amoldarse a la nueva forma ósea".

 

En 1874 se publicó una lista de 97 enfermedades atribuidas al uso del corsé, incluyendo estados alterados de histeria y melancolía.

 

Strevens destaca que entre finales de la década de 1860 y comienzos de los 90, la revista The Lancet publicó al menos un artículo al año sobre los peligros médicos de apretarse demasiado esta prenda.

 

En 1903, Mary Halliday, de 42 años y madre de seis hijos, murió repentinamente tras sufrir convulsiones. Según reportó The New York Timesque durante su autopsia "se encontraron dos pedazos de acero de corsé en su corazón, con una longitud total de ocho pulgadas y tres cuartos (22,2cm)". El diario agregó que las puntas de los objetos se convirtieron en filos de navajas por el movimiento de su cuerpo.

logo compartir logo compartir
NOTICIAS RELACIONADAS
imagen test eva
imagen test eva